#CARTAS A UNA #MADRE

En mi historia Londres no es parte de Inglaterra, es nuestra.

Me preguntas como va la mudanza.  Pues… en términos generales va… como todo ha tenido altos y bajos, hay momentos en los que, los tramites administrativos nos dan una cachetada en la cara y termino odiando el proceso, hay otros momentos en que todo va saliendo bien y se ve la figura de un hogar en parís al final del túnel, atrás queda Londres…  Cuando miro hacia atrás pienso, Londres te voy a extrañar (London i’m definitly going to miss you).  Hoy te quiero contar que estoy tan agradecida con Londres.  Si hay algo que le quisiera decir a Londres ciudad, en especial aIslignton, es que: estoy absolutamente agradecida y que aunque llegué con el corazón en pedacitos, logró remendarlo y fui feliz viviendo en sus calles.

IMG_0578Aquí estoy sentada en el lounge esperando el anuncio para abordar el tren, como todos los días cada mañana tratando de hacer algo por mi sueño de escritor, escribir cada día algo, para poner en orden mis historias.   Hoy es un día más en que nos levantamos temprano para ir a King CrossSt. Pancrasy tomar el Eurostarten la ruta, London – Paris.  Es una ruta que este mes se ha vuelto común, nos preparamos para movernos definitivamente a Francia.

IMG_3772Londres te voy a extrañar, es verdad te voy a extrañar putamente! (That’s true i’m gonna bloddy miss you).  En mi historia, London ya no es más parte de U.K, yo le estoy haciendo mi #Brexit personal, para mi London es parte de mi historia, es parte de la Unión Europea y es parte de la humanidad que habita este planeta.

Londres me mostro lo que de verdad es, la diversidad de la humanidad.  Porque Londres tiene individuos de muchos tipos y representa la diversidad que la humanidad como especie tiene.  En Londres puedes encontrar en la misma calle Halloway Road en dirección sur yendo en dirección ángel, 8 iglesias de 8 cultos o religiones diferentes.   Recuerdo como me impresiono eso cuando por primera vez caminé desde Halloway Road Station hasta Angel Station,en una caminata de 30 minutos puede ver, un centro budista, una mezquita de los musulmanes, una iglesia de cristianos católicos, una iglesia de cristianos protestantes, una iglesia de cristianos anglicanos, un centro de adoración para hinduistas y una sinagoga.  Todos en el mismo barrio (Council) y todos haciendo su mejor performancepara vivir en paz.   IMG_4005

Cuando caminas las calles escuchas acentos de todos los lugares del mundo, ir a Watiroseen Islignton era una aventura me divertía con mi esposo tratando de adivinar cual era el acento  que estábamos escuchando, en un mismo supermercado se puede escuchar, ingles, hindy, árabe, italiano, francés, holandés, portugués, castellano, japonés, mandarín, coreano, entre otros….  Caminar las calles y ver personas vestidas en maneras totalmente diferentes a lo que yo crecí viendo en Colombia, desde vestiduras asociadas con cultura árabe musulmana, con hinduismo, con judaísmo hasta punk rock, reggae, hip-hop, vintage, milenians, o lo más tradicional…  De todo tipo de humanidad.

Londres te voy a extrañar…  cada día que estuve viviendo en esta ciudad he estado sanando, he estado curando mis heridas, me he estado reconstruyendo.

Londres me mostro gentileza, caballerosidad, orden, delicadeza con el trato del lenguaje, como poner un adverbio donde menos lo esperas y que es el uso apropiado del Inglés… para súper describir lo que no alcanzas a describir sufímente con un simple adjetivo.

Londres me enseño a organizar mis cosas (sort your things well) … y a ponerme junta toda, cuando me sentía en pedazos porque tenia el corazón en fragmentos  (put yourself together) y me enseño a que es valido sentir que no puedes con algo (cope with something) o que algo te supera (overwellmed), que es normal en algunos momentos pedir ayuda por un tema emocional, que es valido cuidar la salud mental buscando un sentirse bien y estable (#perfectwell).

En medio de los procesos de duelo y en medio de la tristeza, con el miedo y la depresión de visita por un tiempo. En Londres aprendí, me enseño a identificarlos, verlos, conversar con ellos, describirlos y ordenarlos  (see it, say it and sorted)   Para que no me aterrorizaran demasiado y no me tomaran por sorpresa o me dejaran derrotada en el piso (knock-out).

Londres me enseño que es absolutamente posible ver más allá de la ceguera parcial, que hay muchas otras formas de ver y lo importante es sostener con fuerza y confianza el bastón guía (holding with trust your guide cane), porque nos ayuda a navegar por el mundo.

Londres me permitió ver más allá del Dx de RP (Retinitis Pigmentosa) y abrasar eso de ser VIP (Visual Impared Person) y sentirme tan especial que es como si me hubieran salido unas alas en la espalda y el mundo me hubiera dado una oportunidad de escribir una historia diferente, y verlo de manera diferente.   London me mostro como es posible creer verdaderamente que se puede ver de otra forma, y utilizar los otros sentidos para descubrir y “Ver” o navegar por este mundo.

Londres me dio mi primer bastón guía, mi primera arma para defenderme en la oscuridad y me enseño a escoger mis armas bien, para no tenerle menos miedo a caminar de noche, o los restaurantes en penumbra y no temer cuando “Winter is coming” viene el invierno con sus días cortos y sus noches largas.

RNIB 3007542_86fa871fGracias a la asociación nacional de ciegos RNIB (The royal institute of the blind)y gracias a Guide Dogs,por mostrarme el camino y por enseñarme a escoger mis armas bien, para ver más allá de la discapacidad.

En Londres, tuve el tiempo y el espacio de aprender eso de self-coaching, self-questioning and self-awarness.  Aprendí de coaching positivo y holístico, para la vida y para el desarrollo personal y profesional, con The Coaching Academy.  Mucho más aun de abrazar la causa de hablar sobre crecimiento personal, de aceptar y proteger nuestra vulnerabilidad como el derecho que tenemos y como el inicio para encontrar el coraje.  Entendí lo que quiere decir Bréné Brown cuando habla de que el llamado del coraje incluye la vulnerabilidad y un súper poder es la resiliencia, que son relativos, que son incluyentes, que nunca debemos ponerlos en lados opuestos o diferentes. Porque necesitamos del uno y del otro para encontrarlos y sobrepasar pruebas, para ser héroes en nuestra propia historia.IMG_3949

Londres me permitió curar mis alas, limpiarlas, acicalar sus plumas y hacer mi yoga cada día, en Londres tienen una escuela que se llama The yoga therapy.  A medida que pasaba el dolor lograba abrir más mis alas (me dolían menos los brazos y se reducía el dolor de espalda) y a medida que lograba ir entendiendo más de como vivía el duelo e interactuando con los retos, lograba fortalecerlas de nuevo.  En Londres volví a creer en ellas, las vi desplegarse otra vez después de haber sanado y recuperado una parte de su fortaleza, cada mañana empecé una rutina de yoga, yo la llamaba presentarme ante el amor universal para nuevamente abrir mis alas, presentarlas ante el sol y el amor universal o Dios como lo quieras llamar.   Diciendo estas palabras… “presento mis alas ante ti amor universal, junto con lo que he aprendido en la batalla del duelo, para cumplir mi misión en la tierra en este día.  Para defender la fe en mi misma, para cumplir mi misión en pro de la bondad humana, el valor de la voluntad por ser mejor de nuestra humanidad y el amor compasivo.

Londres fue el refugio del guerrero, la cueva donde se cura las heridas, donde vuelve a encontrar sus fortalezas y donde interioriza sus poderes para luego salir a compartirlos con el mundo.  Como dice una canción de Clean Bandit “every day i’m here i am healing, and now your song is on repeat, and i am dancing on to your heartbeat”    

Londres me dio la oportunidad de poner toda mi historia junta en un relato y darme un regalo inmenso, mientras relataba, el  escucharme como el héroe de mi propia historia @Mudadospod.

Gracias Londres, gracias por acogerme aquí, entre tus parques y tus calles llenas de casitas y fachadas de ladrillos rojos con portales blancos.  Gracias por tu adverbio y caballerosidad.  Gracias por tu invierno y por tu frio, gracias por tu calidez y por la gentileza. Te voy a extrañar very much indeed.

Todo a sido dicho y ordenado (Everything is said and sorted). Ahora es tiempo de decir adiós, de abordar el tren, movemos el hogar a Paris  (Now, it is time to say good bye, we are moving home to Paris).

 

HISTORIAS CON EL CANCER

¿Qué quieres mamá? Me quiero morir…

Una mañana cuando después de habernos dado el alta del hospital, ya con el Dx. de fase terminal, con los preparativos para cuidados paliativos en casa, te pregunte que querías para desayunar… el silencio fue la respuesta.  Luego volví en un tono más amoroso y dejando entender que conseguiría lo que me pidieras, te dije: entonces que quieres mamá y tu respuesta fue … quiero morirme.   Yo que estaba abrumada todavía con todo lo que estaba pasando a mi alrededor no supe como responder y lo único que se me ocurrió responderte fue – Bueno mamá eso no te lo puedo traer pero mientras eso pasa, por el momento dime que quieres desayunar, porque si nos toco vivir este día de hoy, podemos desayunar.

Así hay muchas colecciones de momentos dolorosos que recuerdo de esos días de tu enfermedad, hay tantas cosas que no entiendo o tal vez no quiero entender, hay tantas preguntas que se quedaron abiertas, hay tantas cosas que se quedaron sin decir y hay tantos reclamos que quise hacer a muchos de mis familiares y personas cercanas, que se quedaron sin voz.     En esos días mi única razón de ser era darte tu espacio y cuidar de todo a tu alrededor para que te sintieras en Paz y tranquila.  Poniendo amor y llamando a la compasión para realizar cada una de las acciones que yo pude o debí hacer para tu cuidado en esa fase terminal… siempre pensando en que el miedo fuera menos, paliar el dolor y que no hubiera sensación de soledad.      Me decía a mi misma – Morirse debe dar miedo, eso debe ser aterrador, y más para ella que su verdad siempre fue la gana de vivir, aprender, hacer cosas y no entregarse.  Por eso quería darte atreves de mis acciones y palabras fortaleza.  Ya que nos había tocado vivir esa realidad y tus decisiones habían sido tomadas, yo estaba ahí para acompañarlas, para cuidar como un ángel o soldado de que se respetaran tus deseos y tu nido de Paz y tranquilidad.

Para mí, estos días posterior han sido días difíciles mamá.  Agradezco inmensamente que hubieras logrado tener la energía y luchar hasta último minuto por liberarte del monstruo que te atormentaba para dejarme el camino un poco libre y de cierta manera aminorar el sufrimiento del día a día de enfermedad crónica.   Fue muy valiente de tu parte.

Agradezco mucho esos esfuerzos y esos actos de heroísmo de esos últimos meses para dejar todo en lo posible lo más claro y darme la información al máximo para que yo pudiera continuar y seguir también administrando todo.     Pero no puedo negar que a pesar de todo… lo que creímos que nos estábamos preparando… nada me podía preparar para el dolor de tu partida, ese me tocaba lidiarlo sola y nada era suficiente para prepararme para el duelo de adaptarme a tu ausencia y sumando todos los cambios que llegaron juntos a mi vida… no era un duelo o faena el que tenia que lidiar… era una temporada entera con más de 6 toros bravos por corrida, una temporada definitiva en mi vida.    Después de lidiar con algunas cosas administrativas, el vacío físico que ya cuesta, mover tus pertenencias, los alegatos con tu pasado que vino a reclamar, lidiar con sentimientos asociados a las personas que estuvieron y que no, nuevamente verme sin trabajo y como sin que hacer, moverme de casa y sin saber del todo a cuál llamar hogar.  El dinero que falta y lo que quedo, lo pendiente por pagar y el valor para administrar, moverme para iniciar una nueva vida y empacar mis propias maletas, verme por primera vez en un aeropuerto sin ti apoyándome o estando ahí para cubrirme la espalda… empezar este largo viaje … sin ti, mi mayor back up, mi mayor soporte, mi brújula, mi polo a tierra, ¡mi mayor abogado y protector… Ay jueputa!  eso si que fue duro!

Después de todas esas faenas ya realizadas, me he ido cansando… y enfermando.  Estar sin trabajo lo hace un poco más complejo.  Esta mañana me hacia la misma pregunta a mi misma – ¿Que quieres hacer Natalia? Y mi sorpresa fue escuchando una voz interior en mi diciendo…. – Quiero morirme.
Mi libro dice que es normal que te sientas deprimido cuando estas haciendo un duelo, es parte de las fases del duelo. Cuando tu subconsciente finalmente acepta la perdida y la imposibilidad de cambiar la situación, de la misma manera se vuelve más consciente el vacío.   La verdad mamá siento que no voy a poder continuar…

hoja-quebrada-del-árbol-de-arce-en-piedra-del-basalto-en-el-agua-borrosa-del-río-de-la-montaña-90413766
Por un lado estoy triste, y si la tristeza abruma, la deja a una inmunodeficiente a ratos,  el mundo pesa más,  necesitas más abrigo porque la tristeza da frio y paraliza es como si te congela o todo fuera tan grande y pesado que tu pequeño ser no puede con ello.  Por otro lado, siento culpa … si, a pesar de que hice todo lo que me dijiste que debía hacer… siento culpa. Me siento culpable de no ser más valiente, de no haber logrado todo en tiempos diferentes, de haberme tenido que ir… incluso sabiendo que tu querías que lograra el objetivo…  me siento culpable por no haberlo dejado de lado y haberme quedado, me siento culpable cuando pienso que algunas veces me dejé golpear por el cansancio y debí resistir más noches, que debía haber tenido mas fuerza en los brazos. Me siento culpable por no ser tan valiente como lo eras tu mamá.  Me siento hasta culpable de sentirme triste y deprimida, incluso sabiendo que eso es normal y hace parte del proceso del duelo.

Si no hubiera tendido planes con mi pareja, tal vez hubieras tomado la opción de tratamiento… ¿Qué tanto era por cansancio, agotamiento por los efectos colaterales del tratamiento que te querías morir? y ¿Qué tanto por dejarme libre?   Y aquí estoy yo sin poder mostrarte ningún resultado… sigo sin definir mi tarjeta de residencia lo cual me decías – Te dará estabilidad, sigo sin trabajo, voy saliendo de la parte administrativa pero aun falta, todo va lento no puedo hacerlo ir más rápido, he ido elaborando el duelo y aceptando las cosas como fueron, he ido redistribuyendo cosas y empezando a cerrar los asuntos que quedaron abiertos tras tu partida, también voy haciéndome cargo de las cosas que me dejaste.  Pero no logro ir más rápido, no logro adaptarme, me he debilitado y me he enfermado… lo peor de todo es que siento que estoy tan cansada, que a veces hasta llorar es un esfuerzo.  Y todavía faltan faenas por lidiar en esta temporada.

Las preguntas abiertas… Si hubiéramos entendido antes el daño que te estaba haciendo el monstruo cuando te dejábamos a solas con él … me pregunto ¿nos hubieras dejado sacarlo de casa y quemarlo en una hoguera?, ¿nos hubieras dejado tomar a nosotros las decisiones para protegerte?  ¿Por qué no concluiste al monstruo antes, porque si eras tan guerrera no luchaste cuando tenias aun fuerzas? ¿Por qué después de tantas batallas que habías tenido a veces parecía que le creías?  A veces pienso que el monstruo era algo que querías y debías resolver por ti misma, sin importar lo que hubiéramos querido los demás era algo que te pertenecía a ti totalmente y tu lo querías manejar como tu querías.  No lo se … incluso si estuvieras viva no lo sabría porque no me hubieras contestado, tu vida siempre fue tuya, tu vida personal era tuya y de nadie más, era un lugar donde se mantenían tu independencia y tus razones.  Y es totalmente valido, finalmente siempre ejerciste lo de ser dueña de tu vida. Me culpo por haber marchado en abril y no haber esperado un poco mas antes de decidir lo de mi viaje y lo del matrimonio… Me culpo por no haber esperado hasta junio a tu lado soportando todo y tomando las riendas, pero me pregunto – ¿Me hubieras dejado?   Me culpo por dejar mi trabajo, tal vez si debí haber renunciado como lo hice, pero para seguir tu plan de arreglar la casa y quedarnos juntas en el pueblo, buscar un trabajo ahí por  un tiempo…   es mi único reproche y es pequeño son unos meses, pero me tiene…

Dice el libro que es normal la sensación de: no saber si serás feliz,  que te preguntas si podrás continuar y etc, en resumen que todo el discurso anterior es parte de lo normal en un proceso de duelo.  Y de cierta manera quiero creerlo porque me consuelo,  me consuela pensar que si es un proceso y lo llevo de acuerdo a lo normal.  En algun momento estaré bien y retomare el control de mi vida como dice el libro.

Pero…  yo además me pregunto si lograre volver a trabajar.   Es como si ya no importara nada … ahora me doy cuenta de que vivía y hacia cosas guiada ti … para verte orgullosa de mi o para mostrarte un mundo diferente… o para mostrarte que podía. Y en el aspecto laborar siempre fue así de cierta manera no importaban los demás o mi propio ego, fui exitosa laboral y profesionalmente para ti mamá.  Y ahora que tu no estas son como, si solo importara comer y difícilmente esó… lo mínimo necesario para mantenerme viva.   Ahora es como si no hubiera guía o si no hubiera razón para demostrar nada… todo me da igual … todo me sabe igual… todo es demasiado esfuerzo y para que…. Pienso que solo debo mantenerme respirando y dejándome llevar como una hoja en el rio flota y va donde la corriente vaya sin importar sin autodeterminación … hasta que llegue el día en que como la hoja me deshaga… hasta que por el ciclo de la vida me pueda morir y descansar

Pero levantando la cabeza miro a mi alrededor y la gente va viene con sus proyectos, sus historias en el trabajo, sus hijos, sus casas, sus familias, los proyectos de sus hijos, sus empresas, sus proyecciones profesionales, y veo que las cosas en mi entorno se mueven…  que viven.    Me dice mi voz interior – Anda guapa búscate que hacer no puedes darte el lujo de vivir como una hoja que cae al rio, ¡porque no eres eso!  ¡PORQUE TU MAMÁ NO TE CRIO PARA ESO!   ¡PORQUE TE ESTAS NEGANDO LA OPORTUNIDAD DE RECONSTRUIRTE Y SER TU MISMA!  ¡A ver guapa! Incomódate un poquito, saca de paseo la tristeza o ponla a barrer o mándala a comprar mercado,  y veraz que el sufrimiento no es tanto.  Me dice mi voz interior – Búscate un trabajo y vuelve a ser  empleado, vuelve a empezar, lo que te den trabajo es honesto y estará bien, lo importante es poder trabajar …  empieza con buscar, luego ir a trabajar cada día, cumplir objetivos, cumplir horarios y  recordaras lo que es cansancio… también recordaras lo que es poder decidir un poco sobre tu propia vida y la satisfacción de sentirte capaz.    ¡Anda guapa! … ¿que te diría tu mamá?  Me diría a gritos – ¡búscate un trabajo o algo que hacer, ocupa esa inteligencia en producir!  ¡Que tienes mucho cerebro y tiempo libre para pensar pendejadas y no estas usándolo en construir o producir cosas positivas para el pan que comerás en el futuro!

También me diría – Que manera de entretenerse en deprimirse para justificar la pereza y la vida fácil.   Ponte a trabajar y ponte a ver las facturas por pagar a ver como se te quita la depresión o es que la comida te caerá del cielo! ¡Y no estas para ser la mantenida de tu marido!  Que no invertimos años en educación para verte terminar de ama de casa y embrutecida por novelas o programas rosas mientras te desgasta la trapeadora y no el cerebro.   ¡Eso me diría!

Pero aquí estoy…  me siento en una esquina de mi cuarto, descanso porque las fuerzas solo me alcanzaron para tomar una ducha, hoy ni siquiera la trapera.  Busco en mis libros, en las redes mensajes positivos, y luego solo se me ocurre escribir.   Como si quisiera que fueran direccionamientos para mi, para ayudarme o darme fuerzas.   Encuentro este post en un blog, una carta de su madre a su hija… diciéndole que su mayor objetivo es trabajar para ser feliz. https://evolucionconsciente.org/gracias-hija-mia-escogerme-tantas-almas/ .    Vuelvo y leo lo que he escrito.  Es cierto no me gusta lo que esta pasando en este momento de mi vida.  No me hace feliz la idea de vivir así por el resto de mi vida… sin trabajo, dependiendo, sin lograrme una salida de la crisis, sin planes propios, sin plan b o c  y sin poder cambiar o salirme del camino que las circunstancias me ponen enfrente como sin poder escoger, sin guía, sin soporte, sin vela para cambiar mi rumbo y sin refugio…  No me gusta lo de ser una Hoja que cae al rio.  Así me siento mientras estoy sentada en esta silla y con la puta parálisis que trae la tristeza y la pena… pero con ganas de quitármelas de encima.

Se que tengo que moverme para sacudirme, primero debo hacerlo aunque no salga bien …  Me digo a mi misma – Empieza por moverte para limpiarte la cara , sonarte la nariz que estas llena de mocos, vestirte y maquillarte.  Que ya lograste algo por ti misma esta mañana, hiciste la cama … lograste abrir el computador y escribir esté post.  Al menos enviarás un mensaje en una botella al océano del universo y sabrá el universo que necesitas ayuda.  Anda siguiente paso arréglate un poco para que cuando llegue la ayuda te encuentre lista para salir, vestida y maquillada.

Libre y Revuelto

My Jar of Happiness/ Mi alcancía de la felicidad

Voy a citar a Elizabeth Gilbert de su página de  Facebook salió esta idea.  El texto era el siguiente: “JAR OF HAPPINESS. I made a vow to myself years ago that every night I would write down the happiest moment of my day and save it forever. I did this for a long time. This… Sigue leyendo My Jar of Happiness/ Mi alcancía de la felicidad